Tu carrito

Tu carrito

0,00 €
Importe total:
Para Nuestro Medio Ambiente 

Contamina menos

Bebe agua del grifo y reduce los residuos de plástico que se producen cuando bebes agua embotellada     

Beber agua embotellada no sólo puede llegar a ser problemático para nuestra salud, sino también para nuestro medio ambiente. Hay dos hechos que son especialmente ‘incriminatorios’  para la industria del agua embotellada. El primero, es la gran cantidad de energía que se gasta en todas las fases del ciclo de embotellado del agua: extracción, filtración y embotellado; y en especial en la producción de las botellas, el transporte y la refrigeración del agua embotellada. El segundo hecho, es la enorme cantidad de residuos, sobretodo diferentes tipos de plásticos, que se generan en la producción, venta, distribución y uso del agua embotellada. Nosotros mismos, hemos analizado la intensidad energética, del agua embotellada, a través de nuestro proyecto del calculo la huella de carbono de Flaska. Algunos de los resultados sobre la generación de residuos se presentan a continuacion.

 

Un ciudadano corriente de la UE bebe 104 litros de agua embotellada al año. La mayoría de estas botellas son de plástico, por tanto en teoría esto significa que se venden más de 50 billones de botellas de plástico de un litro en toda Europa en un año. Sin embargo, no debemos olvidar que además de las botellas de plástico en sí, existen otros elementos relacionados con la industria del agua embotellada, como son el embalaje (el cartón, envoltorios de plástico, etiquetas, prospectos…), almacenamiento y transporte del agua embotellada que generan residuos.  

 

El informe “The Compelling Facts About Plastics 2009” señala que en la UE se reciclan aproximadamente el 20% de los plásticos que se desechan y el 30% de estos se usa para la generación de energía (se quema). Esto significa que aproximadamente 25 billones de botellas de plástico de un litro se tiran en los vertederos anualmente o, aún peor, acaban contaminando y ensuciando el medio natural.

 

Puesto que para producir una botella de plástico PET de un litro hacen falta ¼ de litro de petróleo y 3 litros de agua, se utilizan más de 6 billones de litros de petróleo y 75 billones de litros de agua para producir botellas que, finalmente, se tiran a la basura. Como comparación, se utilizan aproximadamente 135 litros de petróleo para producir una tonelada de vidrio, lo cual significa que se necesitan 50ml por cada botella Flaska.

 

*Los cálculos fueron realizados para el año 2010. Los resultados pueden haber tenido alguna variación desde entonces.